18 de julio de 2024

El tiempo

en Aranda de Duero

Próximos días  

Imagen 1027
EN LAS FIESTAS DE ARANDA. AÑO: 1.950

 

El pasado 9 de septiembre resonó el famoso cañonazo que dio inicio a las fiestas de Aranda de Duero. Un año más, las tradicionales escenas de estos días de celebración se reproducen a lo largo y ancho de nuestra villa, envolviéndola de un júbilo que emana del corazón de cada arandino. Las peñas, con sus charangas bulliciosas, infunden verdadera vitalidad. Los niños, con el regocijo propio de su tierna edad, corretean al lado de los gigantones y cabezudos que recorren las calles al son de la dulzaina y el tamboril.
Espectáculos y diversiones variopintas acontecen casi en cada esquina, siendo contempladas por nuestros mayores con unas miradas que destilan el contento y la nostalgia de los recuerdos dorados de su juventud. Si por la noche las calles adoquinadas se ven iluminadas por las festivas luces, por el día las iluminan las sonrisas de los arandinos, ribereños y visitantes de toda índole, entregados a las fiestas con entusiasmo y alegría. Esto último podemos apreciarlo también en la fotografía que publicamos en portada. Tomada durante las fiestas de Aranda de comienzos de los años cincuenta, en ella vemos a un grupo de amigos posando jubilosos ante la cámara fotográfica. Por la indumentaria y los utensilios que se observan, es muy probable que la instantánea fuera realizada el día de la Virgen de las Viñas. Este grupo de amigos fue retratado en la plaza de la Virgencilla, que, al igual que hoy, en la década de 1950 era uno de los puntos neurálgicos de Aranda. En aquel entonces, partiendo de las escalerillas existentes junto al bar Moderno, se hallaban unos tinglados y kioscos (aún pervive el kiosco Angulo) donde se vendían baratijas y la prensa depurada por la censura franquista. En los alrededores de la plaza existían algunos puestecillos y establecimientos popularísimos, como el de Jesús “El Manquillo”, el del señor Crispín (padre de Pili “La Chaura”), la churrería de Aurelio Miranda “El Conchares”, el estanco, la carnicería de “Las Pepillas” y la mercería Casado. Vemos, pues, cómo el transcurso del tiempo ha alterado la fisonomía de este céntrico espacio, mientras que la emoción generada por la celebración de nuestras fiestas patronales se mantiene inmutable generación tras generación. Figuran en la imagen, entre otros, de pie, de izda. a dcha.: José-Félix Galindo (el niño de pantalón corto), Emiliano “El Chino” (el cuarto de los retratados), Andrés “El Tiemblo” (el quinto) y Paco López “El Potota” (el sexto); agachado, a la derecha, el impresor Alfonso Cuesta, que prestaba sus servicios en Imprenta Bayo, sita en la calle Montas, en cuyo taller vio la luz el primer número de Cartelera Arandina.

 

Cartelera Arandina
La publicación líder de la comarca

Teléfono 947 50 50 46

Correo electrónico info@carteleraarandina.com

Correo electrónico carteleraarandina@gmail.com

Facebook Twitter